miércoles, enero 16, 2008

Charrúa y sus verdades para reflexionar (I)













        • EL ÚLTIMO EN IRSE ES EL EQUIPIER

        7 comentarios:

        EmmaPeel dijo...

        Válgame dior! deje el mapa de evacuación a mano que ando perdida

        astllr dijo...

        lo suyo es poesía concreta practicamente.

        mire que afuera se extraña también...

        el-warren dijo...

        Emma, no me venga con que es utilera...
        Si usté es la capitana

        Astlir
        He practicado con singular éxito la poesía de macadam. La de concreto no sé.

        astllr dijo...

        Ud, es de la época del macadam?
        No me diga que en la esquina de su casa había un tambo...

        el-warren dijo...

        No, es que yo viví unos meses en Puntas de Macadam, y ahí me quedó

        Robertö dijo...

        El otro día me enteré que macadam proviene de un ingeniero escocés que se llamaba Mac Adam.

        Fijesé que en un universo paralelo uno podría circular por macalister o algo por el estilo. Y por que no Rodriguez o Chavez. Y así.

        Vió que los apellidos castellanos no son cacofónicos Warren? Yo creo que cuando en la madre patria se pusieron a inventar los apellidos no pensaron en el marketing. Se imagina los Newton, Arqúimides y Einstein que habrá dado ese suelo bendito y se perdieron por falta de apellido? A lo mejor tendrían que hacer como los actores. Martin Sheen por ejemplo, si se llamara Martín Estevez no jodía a nadie y se tenía que dedicar a otra cosa. Aunque en ese caso por otro lado habría sido positivo porque capáz que no le salía el hijo drogadito. Vio la mujer del hijo? Muy bonita exteriormente, pero no terminaron bien. Y todo porque el otro vejiga le dio por ponerse Sheen en vez de Estevez (la madre que lo parió). Si no la historia hubiera sido otra.
        Bueno, con Macadám lo mismo. Perdón por haberme extendido, yo se que a usted no le gusta.

        el-warren dijo...

        Mire ud en cambio a nuestro eduardo galeano cuyo apellido paterno es Hughes, y por rechazo a su padre se quedó con ese apellido materno que no dice nada
        Se imagina que buen escritor hubiera salido Eduardo Hughes?
        Pero no. Tuvo que ser Galeano