domingo, abril 13, 2008

Todos los perros van al cielo

Tengo un amigo llamado Elvin.
Le gustan mucho los perros. Ha tenido varios.
A Elvin se le han muerto todos sus perros.

El primero que recuerda no era propiamente suyo. Era una cruza de Collie que se llamaba Corchito. Sus dueños originales se escaparon de un día para otro ya que al jefe de familia lo buscaban por ejercicio ilegal de la medicina.
Corchito quedó a cargo de los niños del vecindario. Ellos lo alimentaban y le arrimaban alguna cobija vieja en invierno.
El perro respondía cuidando la cuadra contra barras rivales y acompañando al grupo de infantes hasta la escuela Brasil y de vuelta.
A las viejas del barrio no les gustaba Corchito.
Un día no apareció. Se lo "habían llevado a Salto"

Muchos años y algún perro después apareció Franca.
Una hermosa setter irlandés de seis meses. Sus dueños no la querían más y a la novia de Elvin le pareció buena idea adoptarla
Franca pasó a ser perra-hija de Elvin y su novia. Les regaló todo ese amor incondicional que solo los perros saben dar.
Además dos camadas de diez y doce pequeñas maravillas.
Se quedaron con una hembrita de la última camada. La de carácter más marcado
Una noche de invierno a Elvin le pareció que las perras estaban en algo raro.
Salió y las encontró con un chorizo en la boca a cada una. Inmediatamente las hizo vomitar. La madre se salvó, La chiquita (Shy moon de ocho meses) murió convulsivando en los brazos de un Elvin impotente.
El envenenador había sido cuidadoso y había etiquetado los chorizos con la palabra VENENO.
Al otro día robaron en lo del vecino.

El tiempo pasó, y pasaron muchas cosas. Franca ya tenía catorce años, lo que para un perro grande es bastante.
Estaba ciega, pero se manejaba lo más bien en el fondo de la casa.
Una noche Elvin se despertó con un aullido angustioso. Salió al fondo y se encontró con la perra que aullaba y jadeaba mientras intentaba pararse. Elvin la revisóm No había sensibilidad en las plantillas podales. Mal pronóstico,
Al amanecer la sacrificó con una inyección intravenosa de sulfato de magnesio.
Después cavó la fosa y la enterró

Pasaron años. el hijo mayor de Elvin ya tendría unos cinco o seis años. Un día, cerca de la navidad vió un papel pegado en una pared "Vendo cachorros de galgo pura raza"
Papá Noel trajo a Perdita, una pequeña belleza gris con la punta de la cola blanca.
Perdita acompañó a la familia de Elvin por doce años.
A veces cuando Elvin llegaba la casa era el único ser vivo menor de veinte años que demostraba alegria por su presencia (la de Elvin)
En 2006 se le diagnosticó a la perra un tipo raro de tumor. Se le extirpó, pero quedaron metástasis.
La perra no perdió su magnífica energía ni su alegría permanente pero su estado físico empeoraba día a día.
Elvin postergaba la decisión que estaba cantada. La perra no sufría.
Llegó un momento en que parecía una prisionera en un campo de concentración.
Otra vez el sulfato de magnesio. Otra vez la última mirada. Otra vez el foso de tierra salada.
Hoy Elvin tiene pescaditos, pero ya sabe que otro perro llegará a él.

25 comentarios:

emeygriega dijo...

Snif....Con ese título La Nación publicó una página, hace como 15 años, que hoy tengo enmarcada, cuando Shultz dejó de dibujar Peanuts, impedido por su enfermedad.
"Hay quien nace hombre y quien nace perro. Yo he tenido la suerte de nacer perro", puso en boca de su Snoopy.

Una vez me enamoré de una galga siberiana, gris plata, que paseaba con su pequeño hijito en el Parque Saavedra y nunca pude olvidarme de esa escena angélica -el pequeño parecía dibujado con un solo trazo de tinta, tan esbelto y gracioso- creo que me buscaré uno para aliviar mi corazón, que está hecho trizas, buscando todavía a mi amiguito entre mis pies, extrañando su ojo pirata y sus colmillitos prognáticos de caricatura. Lo quiero hasta el cielo y allí espero reecontrarlo.
Gracias por el texto, Warren. Me hizo muy bien, de verdad. Un abrazo.
Mariana.

astllr dijo...

selente, warren, "la vida a traves de mis perros", maravilloso.

Y cuántos perros por venir!

No sabía lo de perdita, lo siento.

EmmaPeel dijo...

Elvin es drapie-semáforo-mufa en el mundo-perro, noquedaotra explicación

el-warren dijo...

Mariana. Para eso estamos
Astlir. No somos nadaE
Emma; duro comment.
Acá al lado lo tengo a Elvin a pura lágrima viva

EmmaPeel dijo...

Elvin, no es nada personal, se lo digo porque su deshilachado corazaun no va a tolerar otro perro en su conciencia

el-warren dijo...

Elvin ya lo sabe.
Elvin vive en el Hotel de los Corazones Rotos (no sólo por los perros)

Jhonny dijo...

Tenía una perrita en Uruguay que cazaba los gorriones al vuelo, me despertaba mordiéndome los pies, y para la siesta era buena compañera. Me fui a Montevideo, y quedó a cargo de una familia las afueras del pueblo. Demasiado a las afueras, por allí estaba la ruta que unía Dolores con Nueva Palmira. Un auto y adiós. Me atraen más los gatos, pero los perros siguen quedando por encima de la mayoría de los hombres.

el-warren dijo...

La verdá jhonny que su famlia amiga resultó ser muy omisa.
Yo conocí el caso de una amiga que tenía tres perr. Se tuvo que mudar y no le entraban en el nuevo lugar.
Le dió una a una señora que limpiaba la casa "divina" de toda la vida. Todas las semanas le daba plata para la comida de la perra.
La perra murió por consunción.
Los muy putos se le comieron todo, y ni siquiera se lo cambiaron por fideos o arroz. Agua.
Edificantes ejemplos de la solidaridad oriental

basilia dijo...

tengo un perro solo que vale por 4o,aunque tendría cuarenta perros si tuviera lugar. a veces saco conclusiones apresuradas en las que deduzco que son mejores que muchas personas. prefiero ser menos radical y pensar que hay algunas personas que no llegan a perro ni aunque lo intenten. saludetes warren::que lindo nombre perdita!

emeygriega dijo...

Miren todos si mi cachorrinho no valía por varias personas...
Me hace bien leer que ustedes tambien los quieren,
un abrazo a todos,
mariana

el-warren dijo...

Basilia; ese nombre lo inventó un libretista de Disney.
La pareja de perros de la noche de las narices frías se llamaban Pongo y Perdita. Por lo menos en la versión latinoamericana

mariana, un saludo de Underdog, Pulgoso y Pichichus

EmmaPeel dijo...

warren: la historia de Elvin me quebró, le mando un pichón de gorrión en encomienda

el-warren dijo...

bueno, muy agradecido, le aviso ni bien la reciba

basilia dijo...

cierto; me sonaba más perdita durango.

reverb dijo...

...Warren,


manualista:

http://www.youtube.com/watch?v=fsfaCPIfgh8&NR=1
un clásico

http://www.youtube.com/watch?v=PskGD3QXI68&feature=related
otro

http://www.youtube.com/watch?v=P7THKUclnBQ&feature=related
y otro


killer!

tezetage dijo...

Warren abrace a Elvin y tenga a mano un rollo de papel higiénico.
Si es perrero no rechazará un abrazo.

Y saber lo del sulfato intravenoso es (aunque no parezca) una gran ventaja para un amigo que ve a su amigo agonizando.
Vamos Elvin. Por ahora el agua es lo suyo
(peces y lágrimas).Attenti si son peces de agua dulce no les llore arriba.....El próximo cahorro/a de raza,edad,carácter y color indefinidos está en camino.

el-warren dijo...

Rev, anda lenta la máquina y no me pasa los videos.
Tzg. Elvin ya dejó de llorar. Está en la espera

fer dijo...

qué cosa más siniestra los envenenadores de perros.

Robertö dijo...

Que jodida debe ser la última mirada. Justo hoy antes de leerlo pensaba en Gaia en lo que pasaría si yo no estuviera. Mi abuelo en su vejez tenía un perro. Cuando mi abuelo murió el perro desapareció de la casa. Lo encontraron días después en el cementerio del norte, lo más cerca que podía estar de mi abuelo. No hubo quien lo pudiera mover de allí, vivo al menos.

el-warren dijo...

fer
y andan todos sueltos
Rob. La última mirada es jodida, a Elvin por suerte solo le tocó la de sus perros

Anónimo dijo...

Esperé a Lisy durante todo un verano. Era una promesa. Miraba la panza de la mamá, y esperaba. Cuando naciera me iban a dar a mi perrita. Lisy era una mariposa. De un libro de cuentos. La trajimos a montevideo, justo antes que empezara la escuela, asi que estrené primer año con Lisy. A los pocos días Lisy se fue porque estaba enferma. Nadie decía de qué. No vi cuando se la llevaron. Un día, mientras almorzaba con la túnica ya puesta, mi madre dijo que Lisy estaba encerrada en una jaulita, y que lloraba y se golpeaba el hociquito contra los barrotes cuando la veía. Que no la estaban cuidando. Y que se iba a morir. No dije nada. No lloré ni nada. Me quedé muy quieta y muy callada. Mi madre remató con el postre que no podía verla sufrir así. Por eso, no iba a ir a verla más.
Algún tiempo después, ese año, pregunté por Lisy. Me miraron con ojos desde lejos: "Lisy se murió hace mucho, para qué venís con eso ahora?".
Con los años, cuando tenía unas hijas que ya no iban más a la escuela, pregunté por Lisy otra vez. Entonces supe que murió de sarna.

el-warren dijo...

Anon. Sólo le puedo decir que su niñez no fue bien acompañada.
Lo lamento mucho
Su madre trabajaba para alguna organización tipo GESTAPO?

DEG dijo...

Muy buen relato. Creo que el mayor acierto es que lo primero que contás es que todos los perros de Elvin han muerto, y es con esa idea en la mente que nos obligás a leerlo.

el-warren dijo...

deg
gracias por pasar

Anónimo dijo...

De acuerdo con Deg. si lo hubiera escrito Quiroga sobre el final le hubiera insertado un momento de falsa esperanza, para potenciar el impacto del final, no le parece, warren?