miércoles, mayo 07, 2008

SALVE DEPORTE ERES LA PAZ


Los varones atenienses estaban aburridos.
Tiempo hacía ya que habían dejado de guerrear y esta cosa nueva de la democracia con su yugo, no les daba aire para distenderse.

Necesitaban alguna actividad que los sacara del oprobio.
Y comenzaron a competir.
Primero, ver quien escupía más lejos, luego con el chorro de orina de mayor alcance y culminaron compitiendo a ver quien la tenia más corta

Es allí, en ese crucial momento de la historia que se inventa el vestuario.
Antes que estadios, coliseos o pistas
El vestuario. Allí los pícaros atenienses hacían las mil y una valiéndose de toallas mojadas y jabones escurridizos.

Pero hasta esta sana diversión los aburrió.

No se sabe quién un día le dijo a Eudoro:
- Bo Eudoro, cuánto a que te gano corriendo de acá a la esquina?
Lamentablemente ni Heródoto registró el nombre del ganador (Que no fue por supuesto Eudoro)

A partir de ese momento la polis se volvió un torbellino difícil de controlar.
Tipos corriendo por las calles, otros que saltaban para arriba, algunos saltando a lo largo.
Algunos había que se dedicaban a tirar objetos pesados. Y caían en cualquier lado, como caían sin invitación alguna los entusiastas del salto asistido, que ayudados con una vara flexible, saltaban el muro de cualquier vivienda y garroneaban en todas las fiestas (de ahí el término actual de garrocha)
La ciudad era un quibebe y los gobernantes no sabían que hacer
Sigue...

5 comentarios:

EmmaPeel dijo...

Cómo me gusta cuando se pone a lo Felipe Pigna!

el-warren dijo...

quien es ese botija?

Robertö dijo...

Este blog es de relajo.

el-warren dijo...

ta mal ahí Emma.
Acabo de leer un artículo de Laura Martín en El Ojo Digital , (bastante mal escrito por cierto) intitulado:
FELIPE PIGNA, EN UN LARGO CAMINO HACIA LA NADA.
Qué me quiso decir?

Irina, dijo...

no sé, warren, y no soy la Sra. Emmapeel, pero se me ocurre que le puede haber querido decir que la curva que realiza el chorro de orina es asintótica.