lunes, noviembre 10, 2008


El primer día de clases en la escuela de práctica No. 253 en Melilla demostró lo que nadie esperaba. Un infante que se distinguía de los demás.
Por el momento a nivel visual.

Veintidós túnicas blancas almidonadas ornadas con lustrosas y perfectas moñas azules. Una raída y gris túnica acompañada de un nudo de tela .
Everton

Acomodado en la última fila en el banco de madera con inútil portatintero en el medio, se dió cuenta que no distinguía el pizarrón. Es que las mil y una judeadas a que lo sometían sus hermanos, a vista y paciencia de sus padres habían minado su capacidad visual.

Tampoco escuchaba, pero esto se debía básicamente a una acumulación de cerumen en el conducto auditivo.
Rita Pompilio, la experiente maestra, luchadora de mil batallas se dió cuenta inmediatamente. Everton era un niño especial.

Lo sentó en primera fila, lo que resolvió parcialmente su problema visual.
En cuanto al auditivo, intentó retirar los detritos acumulados en el oído del niño con un escarbadiente.
Algo falló. Le perforó un tímpano.

Luego de un períodod e adaptación, la producción de Everton era pasable, pero tenía un problema muy serio con el dibujo. Además de tener la visión reducida, veía en blanco y negro, lo que le hacía imposible el uso de las crayolas

Pompilio supo ver el problema a tiempo, y aprovechó para sentarlo al lado de Graciela Esponda., la hija del Dr. Esponda. Gracielita (así era llamada) era intachable. La mejor en todo. Además la más bonita.
Su función junto a Everton era auxiliarlo en el asunto de los colores.
Y esto no termina acá.....

7 comentarios:

EmmaPeel dijo...

La Gracielita, hija de médico, alma de enfermera...

esto termina con Everton de pajarita y Gracielita en vestido corte princesa para que no se le note el estado

emeygriega dijo...

Esta entrega por capítulos es decididamente un golpe bajo.
Hemos de esperar ahora un mes para saber cuánto logró Gracielita como larazillo del niño cerdo, hipoacúsico y daltónico, y sepamos cúan vanguardista fue en su momento Miss Pompilio en el concepto de integro-escolarización.
Avance, cronista. Nos quema la intriga.

Unión Feminista de R.O.U. dijo...

Hasta ahora, las heroínas son Polola, la maestra y la chica Esponda. A ver qué le debemos a Everton.

el-warren dijo...

Emma, que impulsiva que es Ud.!
Espere, no saque conclusiones apresuradas

MY: Lamentablemente mi alicaída capacidad mental conspiran contra una mayor continuidad, pero no sea egoísta, tenga en cuenta la cantidad de cyberespacio que queda libre mientras yo no escribo

Unión Feminista
El que ríe último.....

francescoli, el enzo dijo...

No te dejes apurar por la minusada, cumpa.
Tomate tus tiempos, como yo. Ta?

el-warren dijo...

Ahora que me acuerdo, emeygriega debe ser la amiga rubia de Laurelinda, la del papdre Ingeniero.
El Nober (otro de los hermanos) se ponía muy nervioso cuando la veía.
Se calmaba pegándole a Everton

El Nober Sinagore dijo...

Si vas a contar contá las cosas como son: al Everton le pegaba porque siempre hacía oink oink como Polola.