domingo, noviembre 13, 2005

Viendo la muchachada isleña

Vienen a mi mente recuerdos de cuando las mujeres venían con dos nutricios apéndices torácicos compuestos de tejido mamario. Algo de adiposo, tejido fibroso, unos ligamentos que les mantenían en su lugar. Todo eso recubierto por una delicada epidermis y coronados por un pezón cada uno. Las formas y tamaños variaban, pero todos eran de alguna forma deseables.
Hoy, que pululan los plásticos protésicos, hay modelos prefabricados y el desarrollo depende más del dinero que la genética y la alimentación se me ocurre lo siguiente:
"AVE ANTONELLI. MORITURI TE SALUTANT"

Seeing the island muchachada one

Memories come to my mind from when the women came with two nutricios appendices composed of mammary weave. Something of fatty, fibrous weave, ligaments that maintained to them in their place. All that covered by delicate epidermis and crowned by a nipple each one. The forms and sizes varied, but all was of some form desirable. Today, that teems protésicos plastics, there are prefabricated models and the development depends more than the money than the genetics and the feeding happens the following thing to me:


"AVE ANTONELLI. MORITURI TE SALUTANT"

5 comentarios:

Jhonny dijo...

A esta hora, y viendo esa mujer tan cargadita, despierta más que un café negro.

el-warren dijo...

Johnny: Leí recién su blog y lo veo mal. Está ud muy decaído.
Le ofrecemos el curso virtual para ser un triunfador y olvidarse de los demás.
Si está interesado contáctese con nosotros

angel dijo...

He llegado por azar a tu blog, y de golpe y porrazo a esta imagen de la bella Laura Antonelli y, con ella, a la nostalgia de épocas lejanas en la memoria que por ti recupero.
Saludos,
angel

Jhonny dijo...

Don´t Worry, ahora soy John Travolta en Fiebre de Sábado por la Noche, pero de fondo tengo a los Butthole Surfers. ¡Y al fin con zapatos de charol blancos!

el-warren dijo...

Johnny y Angel
Como ambos habrán leído en el encabezamiento del Blog, nuestra misión es llevar la felicidad a toda la familia uruguaya.
Con cada granito de arena llegaremos a la duna.
Nos alegramos de haber sido útiles.
Vuelvan a pasar por el boliche cuando quieran. Abierto las 24 hs.