martes, julio 04, 2006

Prisionero soy



Estábamos con Halle en el pub. Bastante lleno. Jugaba Brasil.

Al no pudo ir porque estaba preso. Para ir a ver a Inglaterra - Portugal no se le ocurrió mejor cosa que pintarse todo el cuerpo con los colores de la rosa, y como única vestimenta sandalias, medias, y una peluca de rulos azulrojiblanca.
Como resultado no pudo ver el partido porque lo encarcelaron ni bien salió del hostal.

En el extremo del mostrador, cerca del televisor y transmitiendo por un celular reconocí al Dr. Ulises María Bartolotta, ex comentarista del clan 10 de Radio Ariel, hoy trabajando para una radio de Rosario (República Argentina), donde suelen recalar los comunicadores radiales deportivos uruguayos en decadencia.

Culminado el triste partido, invité al susodicho Dr. a la mesa y le pregunté sobre sus impresiones acerca del mundial.

Junten ustedes todos los lugares comunes del "periodismo" deportivo oriental, y tendrán una idea de los conceptos que desgranó Ulises durante media hora sin solución de continuidad.
Halle lo miraba abstraída.

Cuando terminó le hizo una guiñada a la morocha.
Ella me dió un beso en la mejilla y se fue tras él. Como flotando.

De pronto sentí necesidad de aire fresco. Pagué y salí a la noche germana
Me alejé el barullo de los festejantes y me puse a observar el cielo.
Mi esperanza de ver a la madre de Kimba se desvaneció. Estaba nublado.
Volví al pub y me emborraché.
Amanecí en la misma celda de Al.

4 comentarios:

Ceryle dijo...

Mejor mire. Así no tiene que ver las caritas largas de estos alemanes ahora que se les bajó la cresta.
Ahhh...acá es una fiesta.

el-warren dijo...

Acá es todo lo contrario. Comenzaron a llegar de a poco. Llorosos y borrachos. Son como veinte. Después comenzaron a vomitar. Esto es un asco.

Von dijo...

Caramba Warren, otra vez en cana. Los sueltan rapido o hacemos tunel?

victoria navorsky dijo...

Cuidese warren, dicen que la cárcel y los aeropuertos generan adicción.