viernes, abril 20, 2007

ASOMBROSO

Asombroso es el nombre de un caballo uruguayo, pura sangre, que ganó variass carreras en Maroñas y en Palermo allá por los años 70
En él estaba pensando el tipo mientras caminaba sin rumbo esa mediatarde otoñal
Una vez más sin trabajo

Cómo iba a encararlo esta vez? Ya no era tan joven. Pensó en su familia y le vino a la mente la canción de Trenet: "....Que reste-t-il de nos amours?
Que reste-t-il de ces beaux jours?

Une photo, vieille photo de ma jeunesse
Que reste-t-il des billets doux
Des mois d'avril, des rendez-vous?

Un souvenir qui me poursuit sans cesse...."
Si, su vida ya era sólo recuerdos. ni presente ni futuro. Solo un eterno pasado

Caminaba y manejaba sus opciones hablando y gesticulando.Los transeúntes se apartaban
El problema no era el dinero, "con lo que gana aquella y recortando un poco nos manejamos", pensó.
Salir a buscar trabajo de nuevo?
Difícil conseguir algo con su edad y sus conocimientos administrativos, ganados en base a experiencia.
Poner un bolichito?.
Vegetar?

De pronto se vió frente a una armería
Nunca se había dedicado a las armas.
Lo fascinaron al instante.
La nobleza de sus formas, la pureza del metal, la sensación de poder que emiten.
Quedó enamorado de un revolver Colt, parecido a lo
s de los cowboys de sus matinés de barrio.

Su avidez de comprador compulsivo lo llevó a entrar y pedírsela al vendedor.
Éste en una acción totalmente carente de sentido, ya que era una venta hecha, se dedicó a enumerarle las mil y una virtudes del arma que había elegido. Era la mejor opción.
Hubo algunos problemas con el papeleo, pero lo pudo solucionar.

Salió con una mueca similar a una sonrisa. Así divagó por el centro durante horas.
Finalmente tomó un taxi que lo llevó a su casa.

Adentro su esposa e hijos ya estaban cenando.

Ahí quedó. En la puerta. Con un despido, un revolver y seis balas.

10 comentarios:

Irina dijo...

Excelente etiqueta.
Será Al, será El, pero no deja de ser WARREN.

y excelente, también, el post anterior.

un beso.
irina

elber dijo...

irina:

estoy desolado
es cierto entonces?
se ha despedido de la blogosfera?
ya no podremos leerla?
esto es una gran pérdida irina, pero respeto sus decisiones, y aprovecho a decirle que ese ultimo post fue muy emocionante.

elber dijo...

Lo mejor de este cuento perfecto no es el final (que asusta) sino el comienzo. Será porque no termino de entenderlo?

Irina dijo...

Quién sabe , Elber? capaz que el personaje ganó algunas carreras vitales en los setenta y envejeció siendo una joven promesa... y en su mente lo asombroso es "su" final que es el final, el total de la final. una promesa sin concretar, no sé, qué venga Al Warren y lo explique un poco.

Gracias por lo que me tocó.

saludos.
irina

elber dijo...

Irina, la mayoría de las jóvenes promesas nunca fueron promesas, sólo eran jóvenes. La vejez también nos engaña.

Robertö dijo...

Hola Warren.
No somos nada. ¿vió?

basilia dijo...

elefante
la vio?

al-warren dijo...

Gracias estimados por los comentarios.
En cuanto a la duda, la trayectoria de Asombroso y la del señor del relatito no tienen porqué estar ligadas. Lbre asociación. Acaso a ninguno de ustedes le pasó de andar caminando por ahí y recordaar cosas que no tienen nada que ver?
No le busquen 6 patas al gato que con cinco ya tiene suficiente.
Si Robertö. Nada
Basilia. No la que vi fue Anaconda (con Jennifer loopez)

EmmaPeel dijo...

buenísimo el relato!

me quedé asi como con frío

al-warren dijo...

También, anda toda desabrigada!1
Abríguese un poco por favor, mire que a la ochecita refresca!!