viernes, junio 01, 2007

Vitoriosa


"Quero sua risada mais gostosa
Esse seu jeito de achar
Que a vida pode ser maravilhosa
Quero sua alegria escandalosa
Vitoriosa por não ter
Vergonha de aprender como se goza..."


Si, la vida puede ser maravillosa.
Para muestra basta lo que me aconteció hoy mientras paseaba por el hermoso centro capitalino

Venía yo transitando a pie a una velocidad moderada y con toda tranquilidad, disfrutando del clima invernal.
De pronto algo me hizo detener. Una intuición quizás. Miro hacia adelante.

Un gargajo. Un tal gargajo que mas que un pollo era un gallo. Un gallo con plumas, pechera y morrión.

Seguí en reversa el perfecto arco casi rectilíneo de su trayectoria. En el otro extremo de los casi tres metros que la separaban del magnífico producto, una joven.
Una muchacha. Fresca y delicada. Un pimpollo de no más de veinte abriles.

Juro que en toda mi vida no había visto a mujer alguna capaz de tal perfección en el arte de escupir.
Y agrego. A pocos hombres.

Maravilla de vida a la vuelta de la esquina.

Y encima a las dos cuadras me crucé con Yanuzzi.
Hay que avisarleeee........


3 comentarios:

Roβεrtö dijo...

Creo que nunca había leído sobre el seguimiento inverso de la trayectoria de un escupitajo.
Con mucho menos Newton comprendió el principio de gravitación que gobierna a los cuerpos. Le tenía que haber pedido el teléfono Warren.
No le voy a decir que es un gusto pasar por acá porque usted sabe sobradamente que no me lo fumo.
Saludos a sus lectores.

EmmaPeel dijo...

Creo que conozco a esa niña (parece de 20 pero tiene como 11 más)

el-warren dijo...

Robertö, no es claro su mensaje.
Por las dudas no orine contra el viento. Se va a mojar.

Emma: qué cosita la juventú.