miércoles, julio 06, 2005

MAGNÍFICOS LOGROS EN EUROPA

En familia nuevamente.




En pleno centro de Madrid nos encontramos
El, que se tiró del barco en el estrecho de Gibraltar y llegó en monopatín hasta la capital.
Mi madre, que nos abandonara en Uruguay el día de nuesro decimooctavo cumpleaños con una frase que nunca olvidaré:"Llegaron a la mayoría de edad. Ya nada me retiene en este pozo. Me voy" y nunca más la vimos ni tuvimos noticia de ella hasta hoy.
Y yo, Al que recién desembarcado de la lancha Cacciola en un improvisado muelle en el río Manzanares me les uní en un (no muy) apretado abrazo.

Mi madre, a pesar de su avanzada edad, es un ave de rapiña para los negocios, y sus contactos con el jet set europeo y los políticos de más alto nivel de ese continente, le habían posibilitado la concreción de un proyecto muy importante.

Ustedes sabrán que varios de las gobiernos de Europa quieren hacer vuelos masivos para deportar a inmigrantes ilegales. Pero no quieren tampoco ensuciarse las manos.
Mi madre les dió la solución.
Ella se encargaba de todo. Compraba los aviones, los llenaba de gente , y los sacaba de Europa.

Esto resulta de interés porque compraría aviones no muy nuevos, con lo que se incrementaría la demanda de nuevas aeronaves (la comunidad además le paga al exportador de la maquinaria usada un generoso subsidio por el hecho de sacar esas cosas usadas de ahí.).

Luego de que hubo llegado a un acuerdo sobre cuánto le pagarían por cada pasajero (aprox. 3000 Euros), se dió cuenta que había inmigrantes de Asia, Europa, América, y Africa. Llevar a cada inmigrante a su lugar de origen podía ser muy trabajoso.

Inmediatamente se comunicó con Ratzinger (The new pope) que le arregló una entrevista con Donald Rumsfeld.
Ella le ofreció llevar human force para la reconstrucción de Irak, Afganistán, y en un futuro quizás Irán. Todo esso por la bagatela de 1000 dólares la unidad.
Rumsfeld aprobó inmediatamente la propuesta, y le agregó que cada tanto podían (como daño colateral) destruir alguno de los aviones, con lo cual mi madre cobraría el seguro, compraría otro, y cobraría el correspondiente subsidio

Uds. se preguntarán seguramente, qué pintábamos nosotros en ésto.
Muy simple, debíamos arrear a la gente desde los depósitos en las aduanas
o las oficinas de inmigraciones, y prometerles que los llevaríamos nuevamente a casa en las mejores condiciones, y con los últimos estrenos para mirar durante el viaje.

Como tanto El como yo hubimos concurrido a los cursos que se dan el el Aeródromo Angel Adami, ya sabíamos manejar aviones.

Una bicoca. La fortuna de los Warren Coolighan, volverá a incrementarse.

Yo, Al voy a volver a MVD en unos días a buscar unas medias y unos calzoncillos.
Si a alguien le interesa encargarme algo de España que me avise.

2 comentarios:

sigmur dijo...

¿Coolighan-Sanguinetti? ¡Un abrazo, primos!

el-warren dijo...

Y si vamos a ver a los Schurman de Mendoza?
Yo pongo el agua