domingo, junio 12, 2005

LA RED

Este es un poquito viejo, pero ando medio haragán.
Espero les guste.
Para la semana que viene anuncio: Curso para esribir libros de literatura infantil uruguaya. ESPN, la sequía deportiva y un aporte Al Ministerio de desarrollo Social. La triste historia de mi hermano al-warren
suerte
el-warren



".. una cosa sé, que habiendo yo sido ciego, ahora veo."
Juan 9:25



Era un hermoso sábado del mes de Mayo.
Seguramente al mediodía se podría salir a la calle en mangas de camisa.
En el escritorio el sol iba empujando las sombras.
Mi familia disfrutaba de un rato al aire libre y aprovechaba para barrer las hojas secas del jardín.
Yo había ya terminado con algunas tareas hogareñas que debía y me disponía a navegar por Internet.
Previamente cerré todos los postigos. La luz del sol me resulta molesta para estas tareas,
me desconcentra y le quita contraste a lo que muestra la pantalla.
Una vez a solas con la computadora, conecté y comencé a viajar.
Primero miré si había recibido algún email interesante. Negativo. Sólo propaganda.
Acto seguido decidí buscar algo en Rumania.
Nina, mi esposa, desciende de transilvanos. Creí que podía encontrar algo de su interés.
-"Bingo!!, una radio que transmite online."
La música de los países de Europa oriental siempre me interesó, sobre todo cuando se notan las influencias musulmanas.
Esto, si bien es más notorio en la música de Bulgaria, Albania y algunas zonas de la antigua Yugoslavia, también aparece en algunos países limítrofes, por lo tanto me dispuse a darme un festín.
La conexión no era rápida, y mi ansiedad aumentaba.
Por fin comenzaron a salir por los Parlantes los primeros acordes.
-"¡ Nina, vení, mirá lo que encontré!", exclamé.
-"Si, ya voy"
A medida que iba escuchando la melodía que se estaba emitiendo, mi rostro se iba desencajando.
Yo conocía esa voz que destruye todo lo que toca. Julio Iglesias.
Estaba deshaciendo una bonita canción del colombiano Carlos Vives.
Yo, un uruguayo del sur de Sudamérica, escuchando una canción escrita por un colombiano, que, destruida por un español estaba siendo emitida en ese mismo instante por una radio rumana.
Por un instante compartí algo con alguien que podía estar, por ejemplo, caminando por el Bulevaroul Libertatii con una radio portátil.
Una sensación confusa me embargó en ese momento. Decepción y pena se mezclaban con algo más. Era como si una voz dentro mío buscara alertarme de algo. Un viejo miedo subía por mis huesos. Un miedo que no tardé en reconocer en un segundo de lucidez pero que acallé al sentir la voz de mi familia en el jardín. Entonces olvidé, pero, aún así la intranquilidad se convirtió en mi estado de ánimo por unos cuantos días en los que el desasosiego me embargó casi completamente. Sólo la voz de Nina cantando me tranquilizaba.

Algunas semanas después, rebuscando unos papeles viejos, tuve un primer encuentro con lo presentido y olvidado.
Fue al releer algunas notas que tenía archivadas que lo palpé.
Si, ..el Necronomicon* ; allí estaba mi conciencia.
Con un estremecimiento recordé la lejana tarde de 1983 cuando en el sótano de "El Astro de los Libros", una librería de viejo ubicada en Arenal Grande y Blandengues, encontré el Libro. Yo lo creía inexistente.
Aterrorizado y excitado a la vez quise comprarlo, pero no pude. David, entre balbuceos sin sentido, se negó a venderlo. Parecía que una fuerza oscura me apartaba del Libro, único y por años oculto.
De todas maneras me las arreglé para sacar algunas notas.
Al volver al otro día la tienda estaba cerrada y el local vacío. Recuerdo la sensación de miedo y el golpe que significó encontrar un negocio polvoriento de anaqueles vacíos en lo que ayer era un universo de libros y papeles
Esas notas son las que encontré, allí lo dice todo.
-"No", me dije luego de leer, "es tan sólo una coincidencia", pero el vacío, nuevamente, pesó en mi corazón.
Ha pasado el tiempo. Estamos en un Sábado de Julio.
La tarde se va despejando y un fuerte viento del Suroeste nos trae el frío de la estepa . Las ramas desnudas de los árboles se agitan. Nadie camina por las calles. Solamente algún auto pasa de vez en cuando.
Estoy solo, todos se han ido por el fin de semana. En la Televisión, como de costumbre no hay nada. Motivo ideal para viajar por la red.
Enciendo la estufa en el escritorio y, a oscuras, conecto la computadora.
Siguiendo algún link olvidado, divago sin destino, hasta que comienzo a ver páginas escritas en rumano.
Alguna vaga idea debida al origen latino de ese idioma es la que me permite ir en alguna dirección.
Llego a una página que muestra el Top 50 de la música en Bucarest.
El frío ahora estalla dentro de mí.
Sin poderme controlar, reviso las listas de éxitos del varios países de Europa. En todas leo lo mismo. La sospecha se confirma.
El árabe loco estaba en lo cierto. Tal y como lo copié en mi block de notas en 1983.

"... los antiguos volverán con otros nombres,
derramarán su simiente en las tierras de Iberia
y luego en remotos lugares desconocidos.
Desde allí, la humanidad será corrompida..."

".. se alimentarán en el eclipse de la raza de los hombres.."

".. primero los más simples, ellos serán la vanguardia.
Luego los demás.."


Vuelvo a mirar la pantalla con los ojos nublados por las lágrimas.
Ahora estoy convencido.
No hay salida.
En el puesto 9 y en ascenso: Natalia Oreiro.






Esta historia se basa en hechos reales. Algunos nombres de personas y lugares han sido modificados para proteger a los inocentes.

* El título original es Al Azif. Azif es la palabra utilizada por los árabes para designar los sonidos nocturnos (producidos por los insectos), que se supone son aullidos de los demonios.
Fue escrito por Abdul Alhazred, un poeta loco del Sanaa al Yemen, que se supone floreció en el período de los califas omeyas hacia el año 700. Alhazred permaneció en Damasco, donde escribió el Necronomicon (Al Azif). Fue un musulmán indiferente, que rendía culto a entidades desconocidas a las que denominaba Yog-Sothoth y Cthulhu.
La obra, tanto la versión griega como la latina, fue condenada por el Papa Gregorio IX en 1232, poco después de su traducción al latín.
El libro está estrictamente prohibido por las autoridades de varios países y por todas las ramas eclesiásticas. Su lectura conlleva consecuencias terribles
Historia del Necronomicon
por Howard Phillips Lovecraft
incluída en una carta enviada a Clark Ashton Smith en 1927

7 comentarios:

Loco13 dijo...

Sr. Warren: desde ya me disculpo por importunarlo un domingo de clásico.

Acabo de leer su exquisito e inquietante relato y pensé que tal vez haya encontrado la persona capaz de ayudarme.

¡Al grano! Por su relato puedo permitrme suponer que Ud. es persona conocedora de otras lenguas.

Si es así, dígame -por favor- en qué idioma suenan los primeros versos de "Dileando con un alma (que no puedo entender)" que abre el CD de García "Rock & Roll YO".

En caso afirmativo, ¿qué dicen esos versos?

Lo saluda

Loco13

Otrosí digo: ¿No podrá ser la respuesta a estas preguntas un eficaz antídoto o cristalina Agua de Querétaro para las angustias existenciales que lo bombardean desde el Top 50 rumano (aunque provengan de tierras diversas de las de Elena y Nicolai)?

chica vudu dijo...

Bueno, yo me engaché con lo del libro de Lovecraft. Hoy leí "El libro de arena", un cuento de Borges que nunca había leído. Es muy parecido "El Aleph". Confieso que no leí nunca el de Lovecraft.

Lo del curso de literatura infantil puede ser divertido.

Yo me acordé, mientras iba leyendo su post, de una parte de un tema de García y Aznar en la que alguien va diciendo una cosa tipo bíblica de fondo (no me acuerdo si es tango cuatro) Capaz que Loco 13 se acuerda.

el-warren dijo...

Estimado Loco 13. Para mí no hay ningún clásico en fútbol si uno de los contendores no es Defensor.Por eso no se haga problema.

Lamentablemente ni el agua de Querétaro, ni la aún más poderosa Agua de Behetoven (de la cual somos exclusivos distribuidores)puede solucionar el problema. Estamos condenados.

En cuanto a su consulta, si bien es cierto que domino otros idiomas, no menos cierto es que no domino para nada la obra del Sr. Carlos García. Pero no se desanime. Conozco a un experto en el tema al que le trasladaré su inquietud. No sea impaciente que será recompensado

el-warren dijo...

Chica Vudu
A ud. que le gusta leer y escribir, le recomiendo; más bien le conmino a que lea la obra completa de Borges por un lado, y la de Howard Phillips Lovecraft.(Incluídas las obras en colaboración o generadas por escritores de su círculo)
Se verá recompensada por el tiempo dedicado

el-warren dijo...

Estimado Loco13, hice la consulta sobre la canción de García a un Académico de fuste que reside en el exterior y que es experto en la obra del susodicho.
Por lo que el me explicó es un burdo intento de imitar algún dialecto del norte de África, y lo único que se puede traducir es que habla del proceso de momificación y del pecado de la autopsia.
Ud. recordará la experiencia de García como enfermero. Quizás el lengue le venga de ahí.
Espero que haya sido suficiente
saluudos

mulethaler dijo...

Estimados Warren y Loco13,
Si bien desconozco minuciosamente las lenguas que no sean las romances, me aventuro a adivinar un dejo religioso en las palabras y la entonacion que estan al comienzo de la cancion a la que ambos aluden. Podria ser un himno sufi cantado en urdu?

Loco13 dijo...

¡Gracias Sr. El-Warren, Chica Vuvu, El-Warren y Mulethaler (conocido como el hombre del pulmón solitario)! Siento de veras que alguien en el mundo piensa en mí.
Gracias por sus esclarecedores comentarios y valiosas pistas.
Ahora: ópsomai autós.
Gracias de nuevo!